LO QUE NO DEBES HACER CON TUS PORCELANATOS


Las ventajas de poner porcelanato en tus pisos, en términos de mantención no son un misterio para nadie. Todo el mundo sabe que al instalar este tipo de piso en tu casa te olvidas para siempre de comprar productos específicos y mantener consideraciones especiales. A los porcelanatos basta sacarles el polvo y pasar un paño húmedo y seco para dejarlos impecables y prácticamente no existe nada que pueda atentar contra su belleza. Si te toparas con una mancha muy difícil, que se resista al trapero con agua, puedes aplicar algún jabón neutro directo a ella y eso sería todo. También podrías limpiarlos con vapor y con esto, eliminar incluso las bacterias de tus pisos. Pero acá va un tip de lo que causará un paulatino daño al material y que te recomendamos que nunca lo hagas: de ninguna manera utilices un limpiador que contenga aceite o grasa, ya que dejará sus residuos sobre el piso, que al principio será imperceptible, pero con el tiempo hará que atrape el polvo y la suciedad con más facilidad y generará un paulatino cambio de tono y aspecto de tu porcelanato. Tampoco, y por ningún motivo debes utilizar productos para darle un brillo extra o protegerlo, recuerda que los porcelanatos no tienen absorción, por eso su alto grado de dureza y resistencia a la humedad, por lo tanto, todo lo que apliques sobre él, aunque al principio parezca una buena idea o inocuo, permanecerá sobre él, provocando el efecto mencionado: irá atrapando poco a poco el polvo y las manchas alterando su aspecto, color y acabado original. Ya lo sabes, nada más fácil y simple que un porcelanato en tus pisos. Ven a AMBIENTO.

Entradas destacadas
Entradas recientes
Archivo
Buscar por tags
Síguenos
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square