¿Porcelanato o cerámica?


La cerámica, el gres y el porcelanato, son todas una mezcla de arcilla y minerales compactados y sometidos a alta temperatura. Todos estos materiales son ideales para pisos y muros, incluso en lugares húmedos. Son muy fáciles de limpiar y mantener y los hay en un sin número de formatos, tonos, diseños y texturas.

¿Cómo saber cuál es que realmente necesito? Eso dependerá del espacio que desees revestir, de las condiciones técnicas que requiera este espacio, las condiciones ambientales a las que estará expuesto el material, también dependerá del presupuesto disponible para el proyecto. La diferencia de estos materiales está en la temperatura a la que son fabricados y el nivel de compactación que tiene cada uno. De esta forma, la cerámica sería el material cocido a menor temperatura y más poroso, logrando un nivel de absorción de agua de 6 a 10%, lo que la hace ideal en lugares de tráfico doméstico y humedad controlada como baños y cocinas. El gres porcelánico tiene un nivel de absorción de agua desde 0.5 hasta 6% y una dureza que le permiten recibir un tráfico más pesado. Finalmente, el porcelanato es el material más duro y resistente, su nivel de absorción es menor a 0.5% por esto puede utilizarse sin problemas en lugares de alto tráfico e incluso intemperie sin sufrir deterioros.

Con esta información, ya puedes definir fácilmente cual es el material realmente necesario para tu proyecto y por lo tanto acotar tu búsqueda.

En Ambiento tenemos una extraordinaria selección de estos materiales en gran variedad de estilos y tonos para revestir tus espacios sin gastar de más.

Ven a Ambiento.

Entradas destacadas